Misión y
Visión

Misión

Nuestra misión es educar garantizando que todos los alumnos y alumnas alcancen el máximo desarrollo de su potencial de aprendizaje en conjunto con el desarrollo de virtudes a la luz del magisterio de la Iglesia Católica, considerando el rol del cuerpo docente, privilegiando a los educandos como los principales protagonistas del proceso educativo y a los padres como sus principales formadores.

Visión

Somos un colegio particular pagado de la ciudad de Antofagasta que atiende alumnos y alumnas desde Educación Parvularia hasta Educación Media, cuyo objetivo es educar a los hijos e hijas de familias católicas teniendo como norte ser la mejor alternativa regional en formación académica, priorizando el trabajo bien hecho, en conjunto con un eficaz desarrollo de virtudes humanas y considerando un rol activo de la familia en el proceso educativo.

Modelo
Educativo

El modelo educativo del colegio se basa no tan solo en que los alumnos y alumnas alcancen la excelencia académica, sino también la excelencia humana como resultado de la adquisición de virtudes, avanzando cada uno hacia su propia plenitud. La realización de este modelo consiste en ayudar a los alumnos a adquirir hábitos buenos mediante la repetición de actos de la misma especie, logrando así ser mejores personas.

Los medios de formación son de dos tipos: individual y grupal.
  • El plan de virtudes es el medio grupal por excelencia que traspasa transversalmente toda la actividad del colegio, desde la hora de asamblea al comienzo de cada día, hasta las clases de cada asignatura, pasando incluso por las actividades extra programáticas.
  • El plan individual se basa en la acción tutorial. La tutoría, medio excelente y característico del modelo educativo del colegio, busca guiar individualmente a los alumnos formulando un plan de mejora personal a través de entrevistas mensuales. El tutor es un aliado importante de los padres en la formación de sus hijos.

El objetivo principal del plan de virtudes es dirigir y focalizar las acciones educativas hacia objetivos acotados, con el fin de aumentar la efectividad formativa de todas las actividades del colegio, transformándolo en un “taller de virtudes”. Mediante la coordinación con los hogares, se ayuda a que los padres puedan también sintonizar sus propios esfuerzos formativos con los objetivos de este plan.

Nuestro verdadero objetivo

Excelencia
humana.

Principios y
Fundamentos

Principios y Fundamentos

Adhesión a la Doctrina Católica.

Nuestro Colegio se adhiere plenamente a los principios de la Doctrina de la Iglesia Católica en la formación que entrega.

Principios y Fundamentos

Unidad de criterios educativos.

La creación de este clima necesita la colaboración y compromiso constante de padres, profesores y alumnos; requiere de convicciones bien enraizadas y libremente queridas que se transformen en patrones consecuentes de conducta. La unidad de criterios, sacrificios e intenciones de todos debe confluir en esta misma dirección.

Unidad de criterios educativos

I. Libertad y Responsabilidad.

Promovemos una educación basada en la libertad responsable, de manera que predomine un clima de sinceridad, confianza, como de respeto; de exigencia razonable y comprensión. Lo anterior contribuye a un ambiente de estudio y trabajo bien hecho. Así, con el paso de los años escolares, será una realidad la mejora personal, humana y espiritual, de sus alumnos.

Unidad de criterios educativos

II. Educación
Integral.

La educación integral busca el desarrollo armónico de la personalidad. Por lo tanto, abarca y comprende las capacidades espirituales, intelectuales, artísticas, deportivas, sociales y cívicas del ser humano, todas integradas en una sólida unidad de vida, al servicio de Dios y de los demás hombres.

Educación Integral

Educación
Personalizada.

Se pretende que sea una característica distintiva de nuestro Colegio el dar una atención personal a cada alumno, de modo que sea protagonista activo de su formación. El apoyo y el asesoramiento académico individual constituyen una herramienta fundamental para dar vida a este propósito.

Educación Integral

Atención a las capacidades personales de los alumnos.

Los profesores estimularán el esfuerzo y el trabajo personal de cada alumno, atendiendo a sus capacidades y limitaciones.

Educación Integral

Amor al trabajo
bien hecho.

Se busca especialmente fomentar en todos el amor al estudio y al trabajo, que constituye para los cristianos el camino ordinario de su santificación y de su acción apostólica. Se procurará que los alumnos vean su estudio personal con esta perspectiva.

Educación Integral

Espíritu de servicio y solidaridad.

Se procurará que los alumnos adquieran el espíritu de solidaridad, de gratitud, de entrega y de servicio a los demás. Con este fin, nuestro colegio promoverá acciones sociales concretas, que enseñen a descubrir y solucionar necesidades espirituales y materiales de los más desvalidos. Cada persona debe desarrollar su vocación de servicio, y manifestar de este modo su agradecimiento a Dios, a su familia y a la sociedad.

Educación Integral

Trabajo en
equipo.

La educación se entiende como un trabajo en equipo y no como una acción individual. Corresponde a la Dirección del Colegio fomentar este estilo de trabajo y un ambiente cordial de leal y eficaz colaboración entre los profesores. Se procurará que exista siempre respeto y amabilidad en el trato mutuo.

Educación Integral

Cooperación activa
de los alumnos.

La formación que se aspira dar a los alumnos requiere su cooperación activa y su adhesión a estos Principios y Fundamentos.

Educación Integral

Responsabilidad de los alumnos.

Se pretende que los alumnos sientan al Colegio como algo propio. Se fomentará en ellos un razonable espíritu de iniciativa para sacar adelante sus quehaceres. Cada uno será responsable de contribuir al buen ambiente en el colegio y de cumplir sus encargos.

Educación Integral

Educación física y formación artística.

Se prestará una atención especial a la Educación Física y Deportiva, por considerar que un sano desarrollo corporal, acorde con las aptitudes de cada uno, es un medio eficaz para la adquisición de virtudes humanas y un sano uso del tiempo libre. Por otra parte, se promoverá la formación artística y cultural de los alumnos, ayudándoles a despertar sus capacidades creativas.

Principios y Fundamentos

Familia y Colegio, un equipo en la formación de virtudes.

Los padres de familia tienen el derecho de elegir el colegio y el tipo de educación que quieren para sus hijos, acorde con sus convicciones y preferencias. Es natural que esta elección sea coherente con sus fines educativos. De ahí que la adhesión sincera y leal a estos Principios y Fundamentos constituya un requisito básico para matricular a un hijo en nuestro colegio. La colaboración mutua entre la familia y el colegio forma parte esencial de este proyecto educativo.

Familia y Colegio, un equipo en la formación de virtudes.

El matrimonio como fundamento de la Familia.

Entendemos que la familia nace del amor libre y responsable de un hombre y de una mujer, que se unen en matrimonio para toda la vida. Asimismo entiende que, por su misma naturaleza, la Institución del matrimonio y el amor conyugal están ordenados a la procreación de los hijos, y con ellos es coronada como su culminación.

Familia y Colegio, un equipo en la formación de virtudes.

Aprecio por la familia.

Se procurará fomentar siempre en los alumnos el cariño y agradecimiento hacia sus padres, así como el aprecio por la unidad de la familia.

Familia y Colegio, un equipo en la formación de virtudes.

Coordinación colegio familia.

Nuestro colegio aspira mantener una relación estrecha y cordial con los padres y se procurará que exista coordinación en la acción educativa común En otras palabras, debe existir coherencia y disciplina entre lo que piensa el colegio, familia y los profesores. La entrevista de los padres, con el profesor jefe o tutor, constituye un medio importante para lograr este objetivo; en consecuencia, es de suma importancia que asistan padre y madre.

Principios y Fundamentos

Disciplina

La disciplina tiene un lugar importante en la vida del colegio. Se trata de formar hábitos de convivencia y respeto en el trato. Existe un mínimo de normas razonables que se procura expresar en términos positivos, y que ordinariamente se transmiten oralmente.